Nuestra Fundadora 


Regina Pacini de Alvear (1871-1965) Nació en Lisboa, Portugal, el 5 de enero de 1871. Se convirtió en una destacada soprano, con una exitosa carrera artística desarrollada en los más importantes teatros líricos de Europa.


En 1899 el argentino Marcelo T. de Alvear –quien descendía de personalidades notables del país–, la vio y escuchó por primera vez. Luego de un “asedio” amoroso que se extendió por muchos países y durante varios años, ella lo aceptó como marido y se casaron en Lisboa el 27 de abril de 1907 en la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación. Reconocida y aplaudida por los poderosos del mundo, reyes, zares, príncipes y por los más exigentes críticos musicales, abandonará dinero y fama por el amor. Al llegar en 1922 Alvear a la presidencia de la Nación representando a la Unión Cívica Radical, Regina fue despreciada por la oligarquía porteña, que condenaba su pasado como actriz.
Regina Pacini de Alvear falleció en Don Torcuato, provincia de Buenos Aires, donde tenía su residencia, el 18 de septiembre de 1965, a los 94 años. Sobrevivía con una modesta pensión nacional. Nada le quedaba de su fortuna, repartida en obras de beneficencia.

Su obra benéfica

Durante la Primera Guerra Mundial realizó numerosos actos humanitarios que le valieron el otorgamiento de la Gran Cruz de la Legión de Honor de Francia. Su marido era embajador argentino es ese país y ella dirigió un hospital de sangre. Al llegar en 1922 Alvear a la presidencia de la Nación representando a la Unión Cívica Radical, Regina se destacó en obras de filantropía y beneficencia.
En su papel de Primera Dama, en 1938 fundó La Casa del Teatro. Además, construyó el templo de San Marcelo y el Colegio anexo. Por otra parte, una localidad de la provincia de Río Negro, fundada en 1924, fue bautizada en su homenaje, Villa Regina.

Regina Pacini de Alvear (1871-1965)