Sobre La Casa

La Casa del Teatro es una entidad argentina fundada en 1938 creada por la soprano ligera Regina Pacini (esposa del Presidente Marcelo Torcuato de Alvear) como albergue de artistas jubilados con necesidades económicas y de vivienda.

Hoy en día nuestra casa alberga a más de cuarenta huéspedes que han dedicado su vida a la actividad teatral contribuyendo con su esfuerzo a la formación de nuestra identidad cultural.

La Casa del Teatro está ubicada en Avenida Santa Fe 1243. El edificio cuenta en la planta baja con dos locales, la biblioteca, la presidencia, la administración, los museos, la contaduría y secretaría privada. El Teatro Regina está ubicado en el 2º y 3º y la capilla en el 4º piso. En el 5º, 6º y 8º piso están las habitaciones del pensionado. En el 7º y 10º funciona el Instituto Nacional del Teatro y el 9º es ocupado por el comedor, la cocina, la sala de estar y la sala de usos múltiples (Vídeo y multimedia).

El arquitecto Alejandro Virasoro diseñó ad honorem el edificio, hoy considerado un ejemplo del estilo Art Decó, con elementos nuevos para la época: acero inoxidable, mármoles, luz fluorescente y formas aerodinámicas entre otros. Virasoro, el pionero del hormigón armado en la Argentina, era un vanguardista que en la década de 1920 hizo una arquitectura racionalista y geométrica, inspirada en diseños de la tradición americana. Se nota en la pirámide escalonada incaica con la que culmina el edificio y en otros detalles, destaca el estudioso Francisco Liernur. El edificio se inauguró el 5 de enero de 1938, cumpleaños de la señora Regina Pacini con una fiesta donde el capocómico Marcos Caplan era el chef de cocina, auxiliado por las cocineras Iris Marga, Luisa Vehil y Maruja Gil Quesada. Los invitados de honor eran Regina y su marido Marcelo Torcuato de Alvear, además del presidente de la Nación, Agustín Pedro Justo y los grandes nombres del ambiente teatral. La ubicación del edificio fue un tema muy importante en esa época.Al principio, en reuniones presididas por la Sra. Regina Pacini de Alvear se analizaba si la construcción debería ser en las afueras de la ciudad o dentro de su perímetro. En este clima se empezó la búsqueda de solares y se logró conseguir el terreno en que finalmente se construyó el edificio. Poco después, el 30 de diciembre de 1927, el Consejo Deliberante, dictó la ordenanza otorgando la concesión por cincuenta años de dicho solar.